Para existir tenemos que abandonar el ser, pero para vivir nos exigimos ser alguien, para ser alguien tenemos que tener un hueso, no tener miedo de enseñarlo y de paso perder la carne. Para vivir tenemos que respirar, para reírnos abrir la boca y de paso mostrar la lengua.

Insurrección de lo sensible 

Esta página tiene la intención de compartir parte de lo creado y producido en el marco de Insurrección  de lo sensible, un proyecto de creación, investigación y escritura el cual relaciona reflexiones – prácticas que emergen de trabajar sobre “la experiencia°. Es un proceso colectivo que nace desde la danza y hoy está conformado por diversos saberes y haceres, sucede principalmente en Montevideo desde el año 2013. A partir de la necesidad de actuar sobre lo que de manera común llamamos realidad, se nos hizo inevitable preguntarnos por la relación que establecemos con el entorno, especialmente con las otras personas. A esta relación nosotras la nombramos experiencia, es sobre ésta que hemos trabajado los últimos seis años, en el marco de este proyecto.Tomamos las palabras y encarnamos las acciones que se nos presentan como necesarias y que hacen posible este camino. Poniéndo en cuestión nuestra vida misma, que es compartida, creando experiencias que promuevan otras posibles y frágiles realidades, accionamos con el deseo de buscar alternativas a los modos habituales de hacer juntas y juntos.

En el comienzo de este proyecto el deseo fue poner en cuestión la experiencia en las prácticas en danza, para luego desbordarla y comenzar a preguntarnos por la experiencia. Hacemos desde un pensamiento sensible producido en la aparente quietud de la escritura, el fluido de las charlas y desde las inquietas experiencias mentales que nos proponen las prácticas de lo sensible (otra forma de bailar).

De necesidades surgieron acciones que se configuraron en prácticas de movimiento  colectiva, abiertas,; entrenamientos, obras y proyectos escénicos, talleres,  cenas, meditaciónes, metodologías y textos conformando el universo de “Insurrección de lo sensible”, donde accionamos a partir de la pregunta por la experiencia. Dentro de esta pregunta nos focalizamos en “La experiencia del pensamiento en movimiento”, profundizando en las experiencias mentales y sus implicancias en nuestras prácticas, especialmente en la danza.

Nos cuestionamos los modos de compartir, producir y crear heredados que son parte de una realidad que no queremos encarnar. Nos constituimos en un proyecto independiente que nos permita dislocar los deseos que responden a los mandatos sociales, a nuestras maneras habituales de vivir. Promovemos colectivos generosos y solidarios, que nos inviten a buscar otros modos de hacer juntas, diluyendo ese deber ser. Materializamos instancias singulares y efímeras para compartir este proceso. Por que no podemos usar sus mismos términos, su misma epistemología, su misma modernidad colonia, creamos experiencias mínimas que disloquen las maneras habituales de sentir, espacios de incertidumbre que se instalan desde el afecto en la cotidianidad de nuestra respiración.

Con la intención de revisar las instancias en las que se producen las disputas por los sentidos e imaginarios, no encargamos de las ideas, los relatos y su implicancias. abitando un pensamiento sensible, Asumiéndonos transdisciplinares entendemos  que la experiencia necesita ser desbordada desde un pensamiento complejo. Nos dejamos atravesar por el enactivismo del neurobiólogo Francisco Varela, la performatividad de Butler; lo que puede el cuerpo de Spinoza; los haceres de la danza,  fenomenólogos Marleau Ponty; las cenas juntas. las neuronas espejo, los pases mágicos, el yoga, Clark, Chalmers y Noé sacándonos de la cabeza, la estética de Boal, los feminismos de Rita Segato y Silvia Federici, la experiencia del budismo. la teoría de los sistemas complejos, las emociones de Damasio, las respiraciones del Chi Kung, la teoría de los sistemas de desarrollo que Susan Oyama nos presenta, el lenguaje encarnado de Lakoff y Jhonson, las meditaciones Zen y especialmente el sudor de Lamasa y de nuestros entrenamientos de lo sensible.

hacemos         comunidad fragilizando la experiencia        necesidad deseo que irrumpen creando otras posibles realidades en la que quepamos todas todos      “lo que explicamos es nuestra experiencia, y explicamos nuestra experiencia con las coherencias de nuestra experiencia, y al explicar nuestras experiencias cambia nuestra experiencia” Humberto Maturana

Insurrección de lo sensible, desde el 2013, materializamos este proyecto Federica Folco, Sofía Lans, Cecilia Graña, Florencia Delgado, Martina Gramoso, Sofía Mutay. Son parte también; Stella Peña  Javier Mayayan, Ihasa Ticono, Andrea Ghuisolfi, Juan Nuñez, Tiago Rama, Matias Chocho, Gabriela Farias, Fernando Goicoechea, Candai Calmon, Gianni Penna, Eva Fariña, Sandra Marroig, Adrián Castillo, Sofía Córdoba, Sebastián Niz, Manuela Casanova, Joaquin Cruz, Eduardo Ferrer, Juan Onofri, Javier Contreras. En este proyecto y sus prácticas han participado más de 400 personas, realizamos acciones en Uruguay, Brasil, Argentina, Chile, España, México, Portugal y Perú. Proyecto residente en Casarrodante.

contacto: insurrecciondelosensible@gmail.com

facebook; Insurrección de Perez

 

 

 

 

 

masasunga-2.jpg


 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s