Las ideas y Hacking

Las ideas. y  El construccionismo de Hacking.

texto en pdf; Las ideas y Hacking

Para buscar alternativas a los modos en que explicamos la experiencia, nos parece interesante abordar el análisis de nuestras ideas, clasificaciones y categorizaciones, desde la perspectiva de la construcción social propuesta por el filósofo de la ciencia canadiense Ian Hacking. ésta nos invita a cuestionarnos acerca del determinismo y lo inevitable, nos propone y posibilita fragilizar la necesidad de la existencia de algo o de que las cosas sean como las asumimos.

Dentro de las actividades cognitivas fundamentales de nosotras las personas, se encuentra la acción de categorizar y clasificar. Esto implica que la singularidad de lo vivido se transforme en un limitado conjunto de categorías y clases creadas, aprendidas, valoradas, jerarquizadas y significadas, a las cuales nos vemos adheridos y relacionados en el transcurso de toda nuestras vidas. Estas categorías no emergieron de manera arbitraria, sino que se crean en sistemas particulares de vida relacionados con lo cultural, lo biológico, lo social y lo político. 

Para Hacking, que algo sea como es, no está determinado por la naturaleza de la cosa y no es inevitable, sino que es una contingencia producida, construida y conformada socialmente en contextos particulares. Abordar la reflexión respecto a la experiencia desde la perspectiva del construccionismo, nos da la posibilidad de cuestionar y repensar, a partir de una actitud crítica, los significados de las clasificaciones a las que nos vemos sometidos. La idea de que las clasificaciones que utilizamos para referirnos a las personas son construcciones, puede ser emancipadora para quienes estemos interesados, necesitados y dispuestos a revisarlas, pero también puede ser peligrosas al ser ellas utilizadas de manera inescrupulosa y en contextos que diluyen su posible cometido emancipador.

Hacking nos propone revisar el concepto tradicional de ontología, el cual implica un abordaje abstracto, atemporal y universal de lo ontológico. El ser y sus múltiples maneras de decirse, está descrito y construido en contextos y procesos históricos específicos. Pero a diferencia de las clases que se utilizan en la ciencias naturales, las cuales son indiferentes en relación al objeto que clasifican, las clases empleadas en las ciencias sociales son en su mayoría clases interactivas, están en constante transformación. La idea de “interactividad” no refiere a las personas sino a la clasificación misma. Las clases cuyo objeto son las personas, tiene la condición de ser dinámicas ya que las personas al ser clasificadas de determinada manera pueden modificar sus conductas, ideas y sentimientos, y esta modificación conduce a la variación de la clase en sí. Hacking nos sugiere un nuevo nominalismo al comprobar que el utilizado tradicionalmente no es apropiado para trabajar sobre las clasificaciones producidas desde las ciencias humanas. La clasificación de las personas es una forma particular de nominalismo, una de las tres que él distingue. La primera es el nominalismo tradicional el cual propone que una vez que es creada la clasificación, la misma no varía en el tiempo y no interactúa ni modifica lo clasificado. La segunda, Hacking la llama nominalismo histórico, algunas clasificaciones varían históricamente, es decir van surgiendo en el tiempo nuevos sistemas de clasificación que responden a las situaciones e intereses específicos de la época. Hacking propone un tercer tipo de nominalismo, el cual es histórico y dinámico. A diferencia del nominalismo tradicional las clasificaciones varían, además de variar la clasificación en el devenir de la historia, se produce un ajuste de la clasificación que deviene de la interacción con lo clasificado y viceversa.

Cuando creamos una nueva clasificación estamos creando nuevas maneras de experienciar la vida, modificando nuestra comunidad en su totalidad. Esta idea no implica que aparezca una clase nueva de personas y con el correr del tiempo aparezca la clasificación, sino que la idea de nominalismo dinámico es que la clase y sus miembros surgen simultáneamente.

No solo las personas y sus clasificaciones participan en este proceso, también lo hacen el conocimiento y las instituciones. Toda clasificación implica una infraestructura social particular que le permita funcionar y articular con lo clasificado. 

“En este punto estoy interesado en clases de personas, su conductas y sus experiencias que implican acción, conocimiento, ser agente y autoconocimiento. El conocimiento puede ser personal, pero más habitualmente es un conocimiento compartido y desarrollado dentro de un grupo de personas incardinadas en prácticas e instituciones.” (Hacking, 1999, p. 174)

Es interesante para este trabajo que estoy presentando, observar como Hacking utiliza la palabra conciencia para señalar la cualidad que hace la distinción entre los objetos con que trabajan las ciencias naturales y los objetos de las ciencias humanas: las personas. Nosotros a diferencia de los objetos de la ciencias naturales, somos “conscientes” de las clasificaciones que hacemos y esto implica que experienciamos las clasificaciones, que pensamos, sentimos y hacemos, desde y en conocimiento de éstas. Las clases interactivas interactúan con las personas clasificadas creando metáforas o representaciones de sus comportamientos y experiencias. Las clases creadas para clasificar a las personas y sus características, son clases cargadas de valores y normas que determinan lo que debemos ser o no ser, hacer o no hacer. Las clasificaciones a las que somos sometidos repercuten en nuestra vida y en la de quienes nos rodean, quienes constituyen nuestro tejido afectivo.

En este sentido Hacking presenta el efecto bucle, proceso por el cual la persona cambia en función de ser consciente de cómo es clasificada. Ante este cambio, la clasificación hecha anteriormente debe ser revisada y reformulada, convirtiéndose el efecto bucle en un proceso continuo de reactualización. 

“Los cursos de acción que alguien elije, y realmente su forma de ser no son de ninguna manera independientes de las descripciones disponibles según las cuales puede actuar. Además experimentamos nuestro estar en el mundo como siendo personas de diversas clases”. (Hacking, 1999, p.174)

Referencia

Hacking, I. (1999). ¿ La construcción social de que?. Barcelona: editorial Paidos