Entrenamiento de lo sensible

48

Es una meditación en movimiento, siempre en relación a las otras y los otros. La mirada nos sostiene. Somos pensamiento, relaciones, lenguaje, afectos, presente, carne, normatividad, emociones, sentidos, conceptos, deseos, entorno, colectivo y ….

Proponemos esta instancia para practicar posibles formas de estar y no ser. Entrenarnos: voz, ideas, lenguaje, huesos, comunidad, carne, aire y todo lo otro, asumimos el pensamiento inherente a la experiencia con la intención de desactivar los sentidos habituales y así poder habitar un estado en el que no hay que ser, ese ser configurado desde la razón. Promovemos la irrupción de un pensamiento ubicuo que nos permita una presencia presente en todo o no todo lugar y tiempo. El sentido del ser se configura en comunidad, es en ella que podemos desinstalarlo siendo otros en un recorrido de misterios.

Práctica semanal de 1 hora de duración. La realizamos en distintos espacios de Montevideo, es una práctica abierta y gratuita para toda persona que quiera experimentarla.